FLORES DE BACH

Cuando enfermamos, tendemos a tratar los síntomas y rara vez nos detenemos a investigar el porqué de la enfermedad o mejor aún el para qué llegó a nuestra vida. Nos es mucho más fácil deducir que nos resfriamos, por ejemplo, porque tuvimos contacto con una persona resfriada que pensar que no siempre respondemos de la misma manera ante el mismo estímulo. Qué es entonces lo que realmente origina una enfermedad? De acuerdo al Doctor Edward Bach, una enfermedad se produce cuando hay un conflicto entre el alma y la personalidad.

Hay dos elementos dentro nuestro, el alma que es nuestra esencia, lo inmortal por ser parte de la energía universal y nuestra personalidad que es temporal y material. Para que estemos sanos, ambas tienen que estar en armonía. Si se produce una colisión entre alma y personalidad, se rompe la energía positiva y aparecen los opuestos, las emociones negativas como egoísmo, ignorancia, inseguridad, malestar, miedo, desequilibrio, soberbia, odio, crueldad, etc.

floresdebachcirculo

Las emociones tienen un efecto profundo en nuestra salud. No solo afectan al sistema inmunológico, sino que crean predisposiciones a muchas enfermedades. Prácticamente a cada enfermedad se le ha asociado una emoción negativa. Por ejemplo, emociones como el odio, la envidia y el resentimiento están relacionadas con enfermedades como el cáncer y la diabetes. Siempre que hay cambios en el estilo de vida hay tensión emocional, lo cual debilita el sistema inmunológico, que a su vez propicia el desarrollo de enfermedades.

Es acá donde las flores de Bach son maravillosas. Sirven tanto para tratar el aspecto físico como también la causa emocional de la enfermedad. Mientras algunas terapias pueden simplemente aliviar los síntomas, las flores de Bach resuelven su verdadero origen. No por esto debe de dejar de tratarse la enfermedad a nivel físico, para lo cual también es útil otras terapias como el reiki o la aroma terapia para los enfermedades de la piel, pero si no se resuelve el problema emocional, es muy probable que con el paso del tiempo el problema físico vuelva a aparecer. Recién cuando comprendamos profundamente que las enfermedades tienen su origen en las emociones, podremos analizarnos a nosotros mismo para encontrar cuales fueron las emociones que provocaron la enfermedad.

Como no siempre es fácil el autoanálisis para descubrir cuál fue la causa de la enfermedad, en esto las flores de Bach nos prestan una ayuda invaluable debido a que van a trabajar la emoción negativa que fue la cause y raíz de nuestra enfermedad.

FLORESBACH

“Para curarse no alcanza sólo la acción de terceros, sino la autoayuda, que permite erradicar la imperfección y aprender la lección. No es suficiente suprimir los síntomas porque eso es dar alivio aparente sin remover las causas y es sólo una cura superficial y artificial.

La curación debe venir de nosotros mismos por vía de reconocer y corregir lo que no está en armonía en nosotros, que es lo que produce los síntomas o las enfermedades. Como no entendemos la causa real, hemos atribuido esta desarmonía a influencias externas como gérmenes, frío, calor y hemos dado nombre a los resultados: artritis, cáncer, asma, etc., pensando que la enfermedad comienza en el cuerpo físico” Edward  Bach.

Rio Tajo 8134, Las Condes / Tel.: (56-9) 689 844 32 / Mail.: contacto@miesencia.cl